La Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) hizo público el sábado un informe en el que asegura que los costes de generación de muchas tecnologías renovables han alcanzado la paridad o son ya inferiores que los de los combustibles fósiles. A los que aventajan sin duda cuando en la contabilidad se tienen en cuenta también los costes derivados de la contaminación.

El informe ‘Costes de Generación Renovable en 2014’ concluye que la biomasa, la hidroelectricidad, la geotérmica y la eólica terrestre son competitivas o más baratas que el carbón, el petróleo o el gas. Incluso sin apoyos financieros y a pesar de la caída de los precios del crudo. 

 

La solar fotovoltaica lidera la bajada de costes, con una caída acumulada del 75% en el precio de los módulos desde finales de 2009. Y un descenso del coste de la electricidad FV de un 50% desde 2010. 

 

“Los proyectos renovables por todo el mundo están igualando o superando a los combustibles fósiles, sobre todo cuando se contabilizan externalidades como la contaminación, los daños al medio ambiente y a la salud de las personas”, afirma Adnan Z. Amin, que el pasado sábado fue reelegido por aclamación de los 124 países miembros de la agencia director general de Irena para un segundo periodo de cuatro años.

 

“El juego ha cambiado; la caída en picado de los precios de las renovables está creando una oportunidad histórica para construir un modelo energético limpio, sostenible y evitar de forma asequible un cambio climático catastrófico”.

 

Algunas de las conclusiones más destacadas del informe son:

 

  • En muchos países, incluida Europa, la eólica terrestre es una de las fuentes más competitivas. Los parques eólicos están generando electricidad a 0,05 dólares por kilovatio hora (kWh) sin apoyo financiero, comparado con un rango que va de los 0,045 a los 0,14 dólares por kWh de las plantas fósiles.
  • El coste medio de la eólica oscila entre los 0,06 dólares por kWh en China y Asia, a los 0,09 dóalres en África. Norteamérica también tiene proyectos eólicos competitivos, con un coste medio de 0,07 dólares el kWh.
  • El precio de los módulos fotovoltaicos ha caído un 75% desde 2009 y continúa reduciéndose. 
  • Los sistemas fotovoltaicos residenciales son ahora un 70% más baratos que en 2008. 
  • Entre 2010 y 2014 el coste total de los sistemas FV instalados cayó un 65%. Los proyectos más competitivos están generando electricidad a 0,08 dólares por kWh, sin apoyo financiero. Y es posible abaratar más el precio con bajos costes de financiación. El rango de precios FV en China, Norteamérica y Sudamérica ha caído por debajo del coste de la electricidad producida con combustibles fósiles.
  • Los precios de la electricidad solar está cayendo rápidamente en Oriente Medio, con una reciente licitación de Dubai (Emiratos Árabes Unidos) de 0,06 dólares por kWh.
  • Las renovables son competitivas incluso cuando se integran altos porcentajes de energías limpias en el mix eléctrico. Si se consideran en términos económicos los daños que los combustibles fósiles generan a la salud humano, unido a los costes de emisiones de CO2, el precio de esos combustibles se eleva hasta una horquilla que va desde los 0,07 dólares a los 0,19 dólares por kWh. 

9% del consumo total de energía final
Para 1.300 millones de personas sin electricidad en todo el mundo, las renovables son la fuente más barata de energía. Y ofrecen grandes ventajas en costes y seguridad de suministro en islas y otras zonas aisladas que hoy dependen del diésel.

 

En 2013 se sumaron 120 GW de renovables al mix energético mundial, y nuestros datos hacen una estimación similar para 2014. Las renovables representaron el 22% de la producción mundial de electricidad y 19% del consumo total de energía final en 2013. 

 

“Es el momento de un cambio radical en el despliegue de las renovables”, dice Amin. “Nunca ha sido más barato evitar un cambio climático peligroso, crear empleo, y reducir las facturas de importación de combustible. Esto requiere el reconocimiento público de los bajos precios de las renovables, el fin de los subsidios a los combustibles fósiles, y la puesta en marcha de regulaciones e infraestructuras para apoyar la transición energética mundial”. 

 

El informe de Irena también explica que la mejora de los precios de las renovables no es universal, y que los costes varían mucho en función de los recursos y la disponibilidad de financiación. La energía eólica marina y la termosolar están en sus primeras etapas y los costes de implementación siguen siendo superiores a los de los combustibles fósiles. Sin embargo, estas tecnologías serán más competitiva en el futuro, especialmente si disponen de financiación de bajo coste. 

 

Puedes descargar el informe completo aquí: Renewable Power Generation Costs in 2014

 

Tomado de: www.energias-renovables.com