Guayabo es uno de los lugares arqueológicos de Costa Rica. Forma parte de la cultura perdida de una población que residía en Centro América y la cuenca caribeña. Algunos de los elementos, sobre todo en arquitectura tienen procedencia en América del Sur y otros rasgos parecen derivar de las culturas Norte-Americanas, ya que la zona donde se ubica Costa Rica ha servido por miles de años como puente natural entre dos continentes previamente separados.

Vegetación secundaria crece libremente en este sector, cerca de las principales zonas arqueológicas.

La mayoría de las especies de flora en esta zona son el resultados de años de tala y replantación de nuevas especies.

La vida silvestre es pobre debido al reducido tamaño del monumento, sin embargo es posible identificar varias clases de aves, insectos y reptiles.